Social Icons

jueves, 29 de noviembre de 2007

¿Estuviste siempre aquí?
Lo siento.

No me perteneces…
No me preguntes porqué pero sé que no eres mío

Bueno.
¡Ni modo!
Contribuyamos a la fatalidad…
Ven.
Avancemos juntos, recorramos el mismo camino.
Ese lugar de donde nunca hemos sido, donde nunca hemos sentido; ni sufrido, ni llorado, ni siquiera hemos estado ahí.

No me preguntes por mi…
Voy, no sé en qué sendero.
¿Quieres ir conmigo?
¡Apresúrate entonces!

Ahora que recuerdo…
Me parece que un día sentiste mis pasos dentro de tu camino
Me miraste.
¿Creíste que te seguía?
Lo siento… era el reflejo de tu espalda…
Sí, lo sé. Yo sé.
Después de tanto tiempo estamos de nuevo tu y yo.
Solos, aquí en el mismo atajo. Deberás confiar en mi y yo en tus pasos
Cuando sentía mi alma entre las sombras,
entonces,
me inclinaba,
te besaba y encontraba la luz…

Ahora sonrío y pienso… era amor, mi amor

Saber que te quise aún sin conocerte
y que te conocí en mis sueños antes de verte.

Distinguí tus ojos cuando los vi fijamente
Reconocí tu piel cuando la acaricié
y sé que más allá de la vida, te amaré…

El ángel del final pasó entre los dos
tenía la mirada fija y despiadada
con un toque me lapidó de tajo
y dejó una estela de frío en mis labios