Social Icons

viernes, 28 de diciembre de 2007

Te he buscado sin ninguna respuesta
Porque te le pierdes a mi amor
Porqué no te dejas amar por mi corazón
Porqué no dejas que mi ser llene tu vida

¿Acaso no puedes ver dentro de mis ojos?
¿Estas seguro que no lo has sentido en mis labios?
¿Acaso no has vivido por medio de mis palabras?

Siente mi piel como vibra con tu voz
Mira mi alma como se funde con tus ojos
Toca mis sentimientos con tus sueños

Solo te puedo dar a cambio mi vida completa
Mis pensamientos, mis deseos y mis anhelos…

Ahora todo esta en la palabra

lunes, 10 de diciembre de 2007


La luna logró entrar esta madrugada por mi ventana
como un reflejo tímido,
frío…
lúgubre

El silencio era el canto de mis almas en pena que deambulan,
que lloran,
susurran
y extrañan las sombras

El olor a nardo está todavía entre mis sábanas
y no me explico cómo sobrevive en esta tumba
por que no hay latidos
no hay savia,
no hay aire…
no hay ser

martes, 4 de diciembre de 2007

DESENCUENTRO

A veces siento que soy como agua entre tus manos,
como un suspiro en tu respiración entrecortada
o como el aire que roza tu frente...

Otras veces, siento que soy como un ave de paso dentro de tu espacio,
como una cigarra en tu universo
o como un abrir y cerrar de tus ojos...

Sé que soy un "algo inesperado",
una caja de pandora en tu mundo perfecto,
un renglón sepia entre los colores de tu texto
y quien pretende ganarse un lugar en tus recuerdos...

Siento que para ti soy como un punto y seguido en tus frases,
como un paréntesis en tu día a día
o como un párrafo que escribes a puño cerrado en una parte de tu piel...

Creo que soy eso porque lo siento
porque lo escucho en tu silencio
ese silencio que me parece cada vez más eterno...

lunes, 3 de diciembre de 2007

Heme aquí...

Me comprometo a ser valiente e indomable ante ti
te ofrezco mi sufrimiento,
mis lamentos,
mi calvario
mis temores
mis contricciones y mis traiciones

Seré la reina,
la soberana de la soledad
la emperatriz de los dolores
la señora de las invisibles lágrimas eternas
su majestad, la de la expresión fingida.

La servidora de tus miradas inexistentes
la criada de tus labios imaginarios
la esclava de tu cuerpo ausente
la prisionera inmortal de tus silenciosas palabras.

La asesina de mis palabras de amor
la homicida de mis huellas en tu camino
la suicida de mis sueños futuros
el verdugo desprecio de todas tus señales confusas

Desde ahora la opresora de mi tiempo
la tirana de mis lamentos, clamores… sollozos
la dictadora de mi mente ausente de ti
la ama de mi lejano mundo perfecto.