Social Icons

miércoles, 30 de abril de 2008

Tu tan tu... yo tan yo

Ámame aunque te duela,
como a mi me duele amarte
con este dolor que emerge de lo mas profundo de mi ser
que duele en el alma...
que quema la carne
y que se filtra lentamente
por cada vena, cada arteria, y cada músculo de mi ser.

Ámame aunque duela tanto, pero tanto
que no puedas hablar, vociferar y mucho menos llorar
y que solo tus manos puedan gritar de dolor
aferradas a mi cuerpo sediento del tuyo

Ámame aunque te duela el cuerpo, el alma, tu esencia
sin piedad por ti mismo como yo no siento piedad por mi
que sufro en esta loca batalla
donde los celos, la pasión, la ansiedad y el desenfreno
combaten a diario quitándome el sueño
cada vez que la duda me aniquila
y los temores me abrazan llenando de espinas el alma.

Espiral de sentimientos, de sensaciones
que nos envuelven día a día.

Ámame aunque te duela hasta lo más profundo del ser
aunque sientas que mueres como yo muero
en este desvarío de no saber quien diablos soy
y en donde margino cualquier otro mundo que no seas tú.

jueves, 17 de abril de 2008

Cautiva si, detenida en ti,
mi ángel

Eres mi ángel de luz
el que me hace prisionera de sus ojos
enamorada de sus caricias
rehén de sus palabras
presa de todos los que eres.

Ángel de la substancia
ángel de vida
quien me envuelve entre su piel de días, de instantes
el que marca con sus alas mi camino a casa.

Mi ángel de ternura
ángel de devoción
ese todo que eres tu y nadie percibe
a quien venero con cada respiración y en cada anhelo.

Mi ángel del dolor
ángel que llora lagrimas de impotencia
aférrate a mis instantes,
duérmete entre mis pensamientos.

Gracias mi ángel guerrero
por cuidar nuestro amor…

Cautiva si, retenida en ti,
para siempre

viernes, 4 de abril de 2008

Bajaría a otros avernos buscando al mismísimo leviatán
maldeciría las alas de los ángeles para que no pudiesen volar
me abrazaría a los demonios del desierto de mi soledad
sino vuelvo a tenerte entre mis brazos…

Los árboles no volverían a tener hojas
la tierra se tornaría fría, azul y sin consistencia
los paisajes carecerían de perspectiva y horizonte
solo percibiríamos sombras de lo que somos…

Desterraría los colores del prisma para que todo fuera blanco y negro
cercenaría el gusto de las memorias para que no recuerden sabores
aniquilaría el viento de los sonidos para que no exista la música en mi cabeza

Complicaría lo simple solo con un deseo
y el caos de mi recuerdo se tornaría en equilibrio de corduras
la anarquía será la dueña de mis miradas sin contenido
mientras me convierto en la esclava de las memorias ilusorias, ficticias, hipotéticas…

Respiraría a diario el veneno de los duendes del desconsuelo
amándote con un dolor penetrante en cada instante
hasta que poco a poco muera mi historia en tu recuerdo
porque al final tu eres el amo y señor de todas tus presencias en mi…