Social Icons

martes, 4 de octubre de 2011

Me propuse soñar contigo esta noche
Expuse a mi subconsciente la necesidad imperante que tiene mi cuerpo de distinguirte entre mis fantasías. Le formulé incontables razones por las cuales te necesito, argumentando decididamente los motivos que tiene mi alma para detenerte en mis recuerdos.

Le designé a mi inconsciente la tarea de traerte a mi lado. Lo disuadí con la única finalidad de que encontrara tu alma en el mundo paralelo de los soñolientos y te trasportara hasta aquí, a mi lado, donde perteneces.

Premedité cerrar los ojos y recordar tu aroma entre mis sábanas, designando un aroma a cada parte de tus presencias, eligiendo un nombre para cada trozo de tu existencia, pronunciando un decreto para poseer tu sustancia.
Invité a tu ausencia para que pernoctara esta noche a mi lado, para que dibujara una sombra, para que perfilara tu cuerpo, para que susurrara tus mensajes sigilosos, todas las frases que callas.

Escogí el lado más frío de la cama, la hora más triste para acostarse, la almohada más vacía y la sábana más rala… solo con la finalidad de torturarme, para recordarte, para no olvidarte